¿Es hora de prestar atención a tus finanzas?

Gestora, M&GEtiquetas ,
Logo de M&G como foto de portada del artículo Dos años de pandemia: el impulso de la COVID-19 hacia una economía sostenible

Por favor, consulte el glosario para obtener una explicación de los términos de inversión mencionados en este artículo.

Resumen: La situación financiera personal afecta a todos los aspectos de tu vida. Así, ¿por qué no darle prioridad este año?

Según análisis del Money & Pensions Service británico, las personas que consideran gozar de seguridad financiera y control sobre su dinero tienen mayor probabilidad de sentirse más satisfechas que quienes ganan salarios elevados. ¿Dedicas suficiente tiempo a tus inversiones? He aquí algunas cuestiones a considerar para empezar a plantearse esta cuestión.

¿Ha «puesto sus huevos en distintas cestas»?

Seguramente habrás oído aquello de «no poner todos los huevos en la misma cesta», pero ¿qué significa esta expresión a la hora de invertir? Si tu cartera tiene un porcentaje elevado de acciones (renta variable), podrías considerar añadir otros tipos de activos, como por ejemplo bonos (renta fija). Un bono corporativo es un préstamo a una compañía, que en lugar de ir al banco obtiene su dinero de los inversores que compran los bonos que emite.

Activos diferentes se comportan de distinta forma. Por ejemplo, las acciones suelen mostrar volatilidad, subiendo y cayendo rápidamente con el tiempo. Cuanto más volátil es un activo, mayor es el riesgo que conlleva, y viceversa. Por lo general, los bonos son menos volátiles que las acciones, con lo que invertir en una combinación de activos distribuye el riesgo e impulsa su potencial de obtener rentabilidades más estables. No obstante, como con toda inversión, no existe garantía alguna de que esto vaya a suceder.

¿Son tus inversiones las adecuadas para ti ahora mismo?

Las inversiones más volátiles y más arriesgadas (como las acciones) pueden ofrecer mayores rentabilidades, pero hay que considerar el nivel de riesgo adecuado para ti, como la edad y el momento en el que te encuentras en la vida son aspectos importantes.

En general, cuanto más tiempo tengas previsto invertir, más riesgo puedes permitirte. Quizás no te preocupa demasiado que tu patrimonio suba y baje de un día para otro si no tienes previsto acceder al mismo en los próximos treinta años, pero si tienes intención de utilizarlo pronto o estás a punto de jubilarte, podría ser prudente rebajar los niveles de riesgo.

Si no estás seguro de cuánto riesgo te gustaría correr con tus inversiones, podría ser útil hablar con un asesor financiero. Desde M&G, no podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

¿Podrían tus inversiones contribuir a la salud del planeta?

Nuestra gama de fondos Planet+ se ha diseñado para quienes desean estar seguros de que sus inversiones pueden tener un impacto positivo en la sociedad y el planeta a la vez que tratan de ampliar su patrimonio a largo plazo.

Si te gusta la idea de rentabilizar tus inversiones tanto para tu futuro como para el del planeta, eche un vistazo a nuestros fondos Planet+.

¿Convertirás esto en un hábito?

Intenta revisar tus finanzas como mínimo una vez al año, prestando atención a los activos en los que inviertes y evaluando si siguen siendo adecuados para ti. Esto podría sentar la base para muchos años de tranquilidad.


El valor y los ingresos de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. No puede garantizarse que el fondo alcance su objetivo, y es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G Luxembourg S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L-2449, Luxembourg.

Cómo protegerse de las estafas de inversión

Gestora, M&GEtiquetas , ,
Logo de M&G como foto de portada del artículo Dos años de pandemia: el impulso de la COVID-19 hacia una economía sostenible

Por favor, consulte el glosario para obtener una explicación de los términos de inversión mencionados en este artículo.

Resumen: Los estafadores utilizan todo tipo de métodos para acceder a tu dinero. Y como hemos visto durante la pandemia de la COVID-19, los estafadores están aprovechando la actual crisis del coste de vida para su propio beneficio, dirigiéndose a aquellas personas que desean ahorrar, ganar algo más de dinero en sus inversiones o reclamar la ayuda que les pertenece.

En este artículo, nos centramos en algunos de los métodos más comunes que utilizan los delincuentes para hacerse con datos personales y examinamos las medidas que se deben tomar para evitarlo.

 ‘Phishing’ para obtener información

Los delincuentes utilizan a menudo correos electrónicos fraudulentos (de ahí el término anglosajón «phishing») para obtener datos de forma ilícita y luego utilizarlos para robar dinero.

El robo de información suele producirse cuando se hace clic en un enlace falso dentro del mensaje para acceder a datos personales, como el número de cuentas bancarias o contraseñas, que los delincuentes utilizan en beneficio propio. Estos mensajes parecen totalmente legítimos, por lo que se debe extremar la precaución.

Durante la crisis del coste de vida, los estafadores también pueden sugerir que las ayudas financieras ofrecidas por el Gobierno para los consumidores vulnerables, como los bonos sociales de electricidad o las ayudas anticrisis, deben «reclamarse» rellenando un formulario falso, aunque muchas de estas ayudas se abonan automáticamente.

La protección frente al fraude es algo que nos tomamos muy en serio en M&G. Por este motivo, queremos compartir, a modo de ejemplo, las principales conclusiones de un proyecto del Reino Unido denominado «Take Five», una iniciativa antifraude que ayuda a prevenir las actividades fraudulentas por correo electrónico, teléfono e Internet, sobre todo cuando los delincuentes tratan de suplantar la identidad de organizaciones de confianza.

La campaña «Take Five» anima a todos a pararcuestionar proteger. Esto significa que al recibir un correo electrónico, una llamada telefónica o un mensaje sospechoso, se recomienda hacer lo siguiente:  

Stop: Tomar un momento para pensar en lo que escuchamos o vemos. Una organización de confianza nunca presionará para que se tomen decisiones precipitadas ni pedirá información confidencial por teléfono, correo electrónico o mensaje de texto. 

Cuestionar: Es normal poner en duda lo que ves o escuchas. Pregúntate: ¿podría ser falso? No hay obligación de responder ninguna pregunta o facilitar información personal. Solo los delincuentes tratarán de meter prisa o ponerte nervioso.

Proteger: Contacta a tu banco o proveedor de servicios financieros de forma inmediata si sospechas de haber sido víctima de una estafa y comunícalo al Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE) https://www.incibe.es/linea-de-ayuda-en-ciberseguridad

Estafas habituales en periodos de crisis

Dado el creciente coste de la vida, «Take Five» recomienda extremar la vigilancia ante cuatro estafas principales:

  1. Estafas en compras. Todos intentamos ahorrar dinero en estos momentos, pero si una oferta parece demasiado buena para ser verdad, lo más seguro es que sea un engaño. A menudo, los delincuentes ofrecen un producto o un servicio a precios muy reducidos y podrían insistir en una venta rápida a través de una transferencia bancaria en lugar de utilizar un método de pago seguro. Comprueba todo lo que consideres necesario y tómate tu tiempo para tener la seguridad de que la oferta es legítima.

  2. Suplantación de identidad. Los delincuentes intentarán obtener datos confidenciales haciéndose pasar por un proveedor de confianza, como el banco o un organismo público (como la Agencia Tributaria o la Seguridad Social). Antes de proporcionar cualquier información, asegúrate siempre de que el correo electrónico, el mensaje de texto o la carta procede realmente de tu proveedor, sobre todo si se ofrece un descuento u otro incentivo monetario del que solo te  beneficias si facilitas los datos solicitados. Desconfía de cualquier comunicación que contenga faltas de ortografía o cuya redacción se salga de la normalidad y continua con extrema cautela.

  3. Estafas de inversión. Todos queremos sacar el máximo partido de nuestros ahorros e inversiones en tiempos de crisis, y los estafadores intentarán aprovecharse de ello. El fraude de inversión consiste en convencer a alguien de mover sus inversiones existentes a un fondo que podría no existir o a realizar una inversión que resultará ser ficticia. De nuevo, si las rentabilidades parecen demasiado altas para el entorno de mercado actual, detente un momento y pregúntate si realmente se puede confiar en esa información.

  4. Estafas de pago por adelantado. Este fraude consiste en pedir un anticipo para contratar un producto o un servicio financiero, por ejemplo, un préstamo, que nunca se recibe. Si alguien se pone en contacto para informar que se tiene que abonar una comisión para recibir una suma de dinero, un premio o un producto que no esperas, podría tratarse de este tipo de fraude. Desconfía de los contactos de fuentes desconocidas que prometen algo de valor después de realizar un pago.

  5. No te dejes llevar por el miedo. Los estafadores suelen incluir un elemento de miedo en sus mensajes, al sugerir que, de no actuar con rapidez, se puede sufrir una cuantiosa pérdida financiera o dejar pasar una verdadera «ganga». Pero recuerda: si la oferta es genuina, nadie cuestionará la precaución. Solo un estafador intentará poner presión para que se tome una decisión prematura y precipitada.

Ayuda y fuentes de información

Si crees que has sido víctima de fraude, contacta a tu proveedor. También puedes comunicar los hechos al Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE) https://www.incibe.es/linea-de-ayuda-en-ciberseguridad

El valor y los ingresos de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. No puede garantizarse que el fondo alcance su objetivo, y es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G.

Promoción financiera publicada por M&G Luxembourg S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L-2449, Luxembourg. FEB 23/ 909401

Descifrando la inversión ESG

Gestora, M&GEtiquetas , ,
Logo de M&G como foto de portada del artículo Dos años de pandemia: el impulso de la COVID-19 hacia una economía sostenible

Consulta el glosario para obtener una explicación de los términos de inversión utilizados en este artículo.

Puede que la inversión ESG no sea algo que te hayas planteado con anterioridad o que no conozcas mucho sobre ella, pero cada vez son más personas las que buscan obtener beneficios con este objetivo.

El término inversión ESG (siglas en inglés de medioambiental, social y gobernanza corporativa) se emplea a menudo para referirse a una amplia variedad de productos de ahorro, por lo que podría no ser especialmente útil a la hora de tomar tus decisiones de inversión. Suele ser un término comodín que engloba desde fondos que simplemente excluyen sectores controvertidos como el juego y el tabaco, hasta el extremo opuesto, en el que encontrarás inversiones que únicamente invierten su capital en empresas y proyectos que trabajan para generar un impacto real y cuantificable en el medioambiente o la sociedad. 

En M&G nos gusta hablar de inversión respetuosa con el planeta.

¿Qué es la inversión respetuosa con el planeta?

La inversión respetuosa con el planeta consiste en seleccionar fondos que inviertan en compañías y proyectos innovadores y pioneros que ayuden a resolver algunos de los mayores desafíos del mundo. Son empresas que desarrollan nuevas tecnologías para capturar carbono, reducen la contaminación por plásticos o producen soluciones de energía renovable. También son las compañías que combaten la desigualdad social mediante los productos y servicios que ofrecen, las que desarrollan componentes para ayudar a impulsar soluciones de transporte limpias y las que ayudan a que la atención sanitaria y el tratamiento médico resulten más accesibles para todos. Son las empresas que trabajan para hacer que el mundo sea un poco mejor, a la vez que buscan la rentabilidad a largo plazo para sus inversores.

Medioambiental

Una compañía que utiliza el agua de manera eficiente, por ejemplo, podría pagar facturas de agua más bajas y gastar menos en la eliminación de aguas residuales que una empresa que no. O una compañía que trata de reducir sus residuos podría beneficiarse al gastar menos en materias primas (comprando únicamente las que necesita) y pagar menos costes de eliminación de residuos. Algunas podrían incluso vender o intercambiar sus residuos o derivados industriales no deseados a otras empresas para utilizarlos como materia prima.

Social

Una compañía que trata bien a sus empleados y les retribuye con buenos salarios podría atraer y retener a profesionales de mayor talento y más leales que otra que no. Por ejemplo, una empresa de logística conocida por su retención de los trabajadores cualificados, podría ser más productiva o resistir mejor en tiempos de incertidumbre que una compañía que ofrezca peores salarios y condiciones de trabajo. Incluso las empresas que apoyan a sus comunidades locales podrían beneficiarse de una mayor fidelidad de los clientes y de marca que las que no.

Gobernanza

La transparencia, los estrictos controles y el buen trato a los proveedores y vendedores pueden mejorar la reputación de una compañía, así como su valor. Unas funciones y responsabilidades claras también pueden acelerar la toma de decisiones, adelantándose a los competidores. La buena gobernanza corporativa y la regulación podrían incluso ayudar a reducir los casos de mala praxis, lo que puede evitar el daño a la marca y a la reputación, así como las sanciones que pueden conllevar.

Inversión respetuosa con el planeta: mucho más que números

Estamos firmemente convencidos de que tener en cuenta los desafíos globales a los que nos enfrentamos pronto será algo habitual para las compañías que deseen prosperar a largo plazo. Utilizar las inversiones para ayudar a sanar el planeta no solo es lo correcto, sino que también resulta lógico desde el punto de vista de la inversión.

El valor de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G Luxembourg S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L‑2449, Luxembourg.



Las seis reglas de oro de la inversión

Gestora, M&GEtiquetas ,
Logo de M&G como foto de portada del artículo Dos años de pandemia: el impulso de la COVID-19 hacia una economía sostenible

Resumen: Indudablemente, hacía mucho tiempo que no había tanta incertidumbre, por lo que es posible que estés pensando en tus inversiones más de lo habitual. ¿Te has preguntado si es el momento de hacer una pausa en tus aportaciones periódicas, aplazar la próxima inversión o ceñirse al plan a largo plazo?

Consulta el glosario para obtener una explicación de los términos de inversión utilizados en este artículo.

En tiempos de incertidumbre, volver a centrarse en los fundamentos básicos de la inversión puede ayudar a decidir los siguientes pasos. A continuación, repasamos algunas de las reglas de oro de la inversión.

1.       Mantener disponible siempre algo de efectivo. La vida está llena de sorpresas. Por lo que, sea cual sea la inversión que se vaya a realizar, hay que asegurarse  primero de tener dinero suficiente al que poder acceder fácilmente para cualquier gasto imprevisto. Los gastos de seis meses pueden ser una cantidad razonable, pero debe de ser la cantidad con la que uno se sienta cómodo.

2.       Empezar a invertir pronto. Cuanto antes se invierta, más tiempo tendrá el dinero para crecer hasta convertirse en una buena cantidad. Comenzar pronto permite aprovechar el interés compuesto, que es como se denomina a la rentabilidad del dinero generado previamente como intereses. Dicho de otro modo, el dinero genera rentabilidad a partir de su rentabilidad. El interés compuesto acelera el crecimiento de la inversión a lo largo del tiempo, ¿quién no quiere eso?

Si se está ahorrando para la jubilación y no se está seguro de cuánto invertir, hay calculadoras de pensiones que pueden ofrecer una idea de cuánto se debe de ahorrar cada mes o cada año para alcanzar el objetivo (si se tiene). Pero quizá sea menos estresante ahorrar lo que se pueda, en cuanto se pueda.

3.       Centrarse en el largo plazo. Pocas inversiones, por no decir ninguna, están totalmente protegidas frente a los altibajos de los mercados. Pero cuanto más tiempo se invierta, más tiempo tendrá el  dinero para compensar las subidas y bajadas que se vayan produciendo. Es importante recordar que, con las acciones, no se trata de «los tiempos del mercado». Lo que cuenta es el tiempo en el mercado.

4.       No poner todos los huevos en la misma cesta. Una inversión diversificada es una combinación de diferentes tipos de activos, como renta variable (acciones de una compañía) y renta fija, que tienden a comportarse bien en diferentes condiciones de mercado. Mantener una buena combinación contribuye a repartir parte del riesgo si alguna de las inversiones sufre más caídas que subidas.

Lógicamente, uno puede decidir por sí mismo cómo repartir su dinero entre diferentes activos, empresas, mercados y regiones. Pero los gestores de fondos profesionales cuentan con la capacidad y los recursos para hacerlo por ti. Además, al elegir una inversión en un fondo multi-activos, los expertos diversifican el capital tomando como base la información y los estudios de mercado actualizados. Por eso, cuando se trata del dinero que tanto esfuerzo cuesta ganar, dejar estas decisiones en manos de profesionales podría valer la pena.

5.       En caso de duda, se debe solicitar asesoramiento profesional. La oferta es muy amplia y tomar decisiones sobre inversión en ocasiones puede resultar abrumador. Por ello, lo más sensato es hablar primero con un profesional. Cuando uno se pone enfermo, acude al médico; cuando se cambia de vivienda, suele enviar una consulta a un abogado. Recurrimos a expertos para decisiones importantes muy diversas que afectan a nuestras vidas. Entonces, ¿por qué tendría de ser diferente para nuestras inversiones? Las inversiones deben ser las adecuadas para las circunstancias personales y los objetivos a largo plazo. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

6.       Aprovechar al máximo las ventajas fiscales Para evitar pagar a Hacienda más dinero de lo que se debe, es importante aprovechar al máximo las ventajas fiscales disponibles cada año. En España, la fiscalidad cero es una ventaja fiscal que tienes al invertir en fondos traspasables. Esta ventaja implica que cuando inviertes en fondos traspasables y decides traspasar tu dinero de un fondo a otro no tienes que pagar impuestos. Solo tendrías que pagar impuestos cuando vendieras tu posición.

El valor y los ingresos de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. No puede garantizarse que el fondo alcance su objetivo, y es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

M&G Investment Funds están inscritos para su distribución pública en virtud del art. 15 de la Ley 35/2003 sobre instituciones de inversión colectiva del siguiente modo: M&G (Lux) Investment Funds 1 nº de inscripción 1551.Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en alguno de los fondos mencionados en la presente. Las adquisiciones de un fondo deben basarse en el Folleto actual. La Escritura de Constitución, el Folleto, el Documento de Datos Fundamentales para el Inversor (KIID), el Informe de Inversión Anual o Provisional y los Estados Financieros se pueden solicitar gratuitamente en inglés o en español al Allfunds Bank, Calle Estafeta, nº 6, Complejo Plaza de la Fuente, La Moraleja, 28109, Alcobendas, Madrid o www.mandg.com/investments/private-investor/es-es Antes de efectuar su suscripción, debe leer el Folleto y el Documento de Datos Fundamentales para el Inversor (KIID), que incluye una descripción de los riesgos de inversión relativos a estos fondos. La información que aquí se incluye no sustituye al asesoramiento financiero independiente. En virtud del proceso de notificación de cese recogido en la Directiva de distribución transfronteriza, M&G Luxembourg S. A. puede rescindir los acuerdos de comercialización. Información sobre tramitación de reclamaciones están disponibles en español en www.mandg.com/investments/private-investor/es-es/complaints-dealing-process Promoción financiera publicada por M&G Luxembourg S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L-2449, Luxembourg. DEC 22/ 870402

Infraestructura cotizada e inflación

Gestora, M&GEtiquetas , ,
Logo de M&G como foto de portada del artículo Dos años de pandemia: el impulso de la COVID-19 hacia una economía sostenible

Consulte el glosario para obtener una explicación de los términos utilizados en este artículo.

¿Por qué infraestructura?

La infraestructura juega un papel crucial en la sociedad moderna y constituye la base de la economía global. Ofrece exposición a tendencias de crecimiento estructural a largo plazo, como energías renovables, transporte limpio y conectividad digital.  Por este motivo, creemos que los flujos de caja estables y crecientes que genera esta clase de activos pueden jugar un papel igualmente importante en las carteras de los inversores.

¿Qué evolución muestra la infraestructura cotizada en entornos más inflacionarios y volátiles?

Cuando se disparan los precios

La inflación creciente ha afectado a los mercados de renta variable, y sobre todo a las apuestas “growth”. Con el giro de las expectativas de inflación de «transitoria» a «afianzada», los inversores buscan activos con potencial de soportar mejor que otros el efecto corrosivo de las subidas generalizadas de los precios.

Niveles de volatilidad crecientes

Otra cuestión que preocupa hoy en día a los inversores es la volatilidad.

La invasión rusa de Ucrania, además de la inmensa tragedia humana que está provocando, es el principal factor tras el fuerte aumento de la volatilidad en los mercados financieros.

El riesgo de una dependencia excesiva del gas ruso ha pasado a un primer plano. La subida de los precios del gas natural a nivel global después de que Rusia recortara el suministro a varios países tras su negativa a pagar en rublos no es más que un ejemplo de cómo las decisiones políticas del Kremlin pueden afectar profundamente a los mercados mundiales.

Históricamente, la infraestructura ha brindado cierto refugio frente a la volatilidad. Datos de la Organización Mundial de Infraestructuras Cotizadas muestran que, en las últimas dos décadas, la infraestructura cotizada ha proporcionado mayores rentabilidades con una menor volatilidad que la renta variable o el inmobiliario a nivel global.

Lo más probable es que la recuperación tras la pandemia requiera una gran inversión en la clase de activos a nivel mundial. En Estados Unidos, un programa de 1,2 billones de dólares se propone reparar, modernizar y ampliar la infraestructura deteriorada del país. Por su parte, la Unión Europea se ha volcado en la agenda verde para tratar de fomentar las energías renovables y el transporte limpio.

La transición hacia la neutralidad de carbono

Ahora que las cuestiones medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG) se están tornando más relevantes para los inversores y las gestoras, los activos de infraestructura que contribuyen a la transición hacia fuentes de energía renovables están cobrando más importancia. Según estimaciones de Morgan Stanley, alcanzar cero emisiones netas de aquí a 2050 requerirá una inversión de 50 billones de dólares. Incluso asumiendo que solamente parte de estas inversiones acabarán implementándose, existe una oportunidad potencial a largo plazo que los inversores e infraestructura podrían tratar de aprovechar, considerando lo esencial que es la infraestructura para la descarbonización.

El sector de la infraestructura facilita la transición a un mundo neutro en carbono a través del desarrollo de fuentes energéticas más limpias, y de la reducción o captura de emisiones existentes. En nuestra opinión, las empresas de infraestructura que utilizan combustibles renovables o de transición (como el gas natural) y las que ya desarrollan combustibles del futuro (como el hidrógeno) juegan un papel crucial en dicha transición.

Estas políticas podrían esbozar un trasfondo favorable para la clase de activos, pero no son el único motivo de nuestro entusiasmo. También pensamos que, además de la energía renovable, la infraestructura cotizada podría beneficiarse de tendencias estructurales a largo plazo como la conectividad digital y la demografía, temas potentes susceptibles de prolongarse durante muchas décadas. En tal entorno, las oportunidades a largo plazo en infraestructura cotizada nos inspiran un gran optimismo.

El valor de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual  provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.


Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G Luxembourg S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L‑2449, Luxembourg.

Comprender el encarecimiento de los combustibles

Gestora, M&GEtiquetas , ,
Logo de M&G como foto de portada del artículo Dos años de pandemia: el impulso de la COVID-19 hacia una economía sostenible

¿Por qué fluctúan tanto los precios de los combustibles? ¿Y qué impacto tiene esto en las empresas y la economía? Examinamos la interacción de estos factores y cómo el giro hacia una economía más sostenible puede ayudar a mitigar los efectos del encarecimiento de la energía.

Por favor, consulte el glosario para obtener una explicación de los términos de inversión mencionados en este artículo.

¿Por qué cuestan tanto los combustibles?

Lo habrá notado en la gasolinera: los precios han subido marcadamente en los últimos meses. ¿A qué obedece este repentino aumento? Hay varios factores en juego. Durante los confinamientos mundiales en 2020, la demanda de combustible registró una fuerte caída, lo cual condujo a un descenso de los precios del petróleo. Sin embargo, cuando los países y las economías reabrieron, la demanda se disparó repentinamente. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) había limitado las existencias, y esta repentina subida ejerció presión en el suministro de crudo, elevando el precio por barril. A comienzos de año, las sanciones impuestas a Rusia debido a la invasión de Ucrania exacerbaron esta tendencia al temerse por el suministro, ya que Rusia es uno de los tres mayores productores de petróleo a nivel mundial.  

Otro factor a tener en cuenta es el tipo de cambio del dólar. Estados Unidos es el mayor productor y exportador de crudo del mundo, con lo que su sistema de fijación de precios es en dólares; al mismo tiempo, al ser un importador neto de crudo, el encarecimiento del petróleo perjudica a la economía estadounidense, lo cual a su vez provoca la depreciación del dólar. De este modo, suele existir una relación inversa entre el valor del dólar y el precio del crudo.

La combinación de estos factores crea un entorno de precios en constante cambio, pero este es tan solo un elemento de lo que pagamos en la gasolinera. Los gobiernos también influyen en los precios del combustible, a través de impuestos.

¿Qué efecto tiene esto en la economía?

El petróleo representa un 3% del producto interior bruto (PIB) mundial. Es una de las materias primas más importantes, y un ingrediente básico de un amplio abanico de productos. Cuando el coste de un ingrediente aumenta, resulta más caro producir el producto en cuestión, y parte de este mayor coste se repercute al consumidor. 

Al deteriorarse el sentimiento del consumidor, las empresas deben apretarse el cinturón, lo cual puede afectar al crecimiento económico. Dado lo difícil que resulta pronosticar cuándo volverán a caer los precios del petróleo, esta sensación de incertidumbre permea en todos los sectores de actividad. Además, por desgracia, el eventual descenso del precio del petróleo tarda un tiempo en repercutirse a las empresas y los consumidores.

Existen muchos otros motivos por los que el encarecimiento del petróleo está impulsando la inflación, más allá de lo que cuesta llenar el depósito del coche. El más obvio es que el coste de transportar mercancías ha aumentado, y en nuestra economía globalizada, este aspecto ejerce un impacto significativo en todo lo que compramos. Por otra parte, tenemos todos los productos fabricados con derivados del petróleo: cualquier producto de plástico, fibras artificiales, productos químicos y fertilizantes… De este modo, su encarecimiento afecta a la agricultura y la alimentación. El petróleo se utiliza incluso para fabricar aspirinas.  

Los precios de todos los artículos están subiendo, pero los salarios no suben al mismo ritmo, con lo que la gente recorta su gasto discrecional y esto puede provocar una contracción de la economía. Por ejemplo, el hecho de que menos gente coma en restaurantes y se vaya de vacaciones conducirá a una reducción del personal en esas industrias, lo cual podría elevar el paro si todos los sectores de actividad se resienten. 

Ello podría incluso tener efecto en los precios de la vivienda, de dos maneras. Primeramente, si una mayor proporción de la renta de las personas se destina a gastos esenciales como la gasolina y la alimentación, habrá menos dinero disponible para pagar una hipoteca, lo cual podría llevar a los compradores de viviendas a reducir el precio que están dispuestos a pagar y a frenar con ello la subida de los precios inmobiliarios. En segundo lugar, con los bancos centrales elevando los tipos de interés para combatir la inflación, los bancos ya comienzan a subir los tipos hipotecarios que ofrecen a sus clientes, que por consiguiente podrían dejar de poder permitirse seguir pagando mayores precios por su vivienda. 

¿Tiene alguna ventaja el alto precio del petróleo?

Afortunadamente, el mayor coste de los combustibles está impulsando comportamientos más sostenibles. La gente conduce menos y está alterando sus hábitos para extraer el máximo valor a su combustible, por ejemplo agrupando recados o comprando más cerca de casa. Un mejor mantenimiento del coche y buenos hábitos de conducción también ayudan a elevar la eficiencia del uso de combustible, y la gente podría sentirse más inclinada a utilizar el transporte público. A la hora de comprar coche nuevo, existe una mayor motivación a considerar vehículos con menores niveles de consumo y de polución, algo que puede beneficiar al segmento de los coches híbridos. De repente, el coste inicial de un vehículo eléctrico parece menos problemático, pues el ahorro de costes que supone a continuación es mucho más aparente.  

Este cambio de comportamiento tiene otro efecto segundario: al buscar alternativas sensatas y factibles a la gasolina, el sector y la demanda de científicos e ingenieros en estas áreas aumentan. Cuanta más gente busque maneras mejores y más limpias de utilizar energía, mayor será la probabilidad de que encontremos respuestas sostenibles y económicamente viables.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero. El valor de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente. Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G.OCT 22/ 832803

Cómo hablar de dinero con tus amigos

Gestora, M&GEtiquetas , ,
Logo de M&G como foto de portada del artículo Dos años de pandemia: el impulso de la COVID-19 hacia una economía sostenible

Por favor, consulte el glosario para obtener una explicación de los términos de inversión mencionados en este artículo.

Cuando hablamos normalmente con cualquiera, el dinero no suele ser el primer tema de conversación. Pero, ¿por qué es así, si el dinero es una parte fundamental de nuestras vidas?

Tal vez no creamos tener los conocimientos financieros suficientes para hablar con la gente sin temer quedar en evidencia; o tal vez pensamos que los entresijos de nuestras finanzas personales carecen de interés para otros. ¿O será más bien una cuestión de etiqueta, ya que se considera un tema tabú?

Adoptando un enfoque colaborativo

Nuestras finanzas son como la mayoría de los retos a los que nos enfrentamos a diario. Escuchar puntos de vista alternativos puede marcar un antes y un después. Si pensamos en el dinero del mismo modo que lo hacemos en nuestra salud y estado físico, nuestras carreras o incluso nuestros destinos de vacaciones, las conversaciones que ofrecen consejo o perspectiva tienen cierto potencial para influir en nuestras decisiones y situaciones financieras.

Entonces, ¿cómo deberíamos empezar a hablar de dinero, más aún cuando compartir información personal nos resulta incómodo? La parte más difícil es simplemente comenzar. A continuación se recogen algunas cosas que considerar para facilitar la tarea:

1.       Paciencia

Puede parecer obvio, pero la paciencia es fundamental para abordar las conversaciones financieras. La mayoría de nosotros se sitúa en diferentes niveles de comodidad a la hora de hablar de dinero; es importante respetar el hecho de que nuestros amigos no estén dispuestos a compartir tanta información a este respecto, si es que lo hacen. Pero merece la pena insistir: podrían sentirse aliviados de poder discutir el tema con alguien. Puede que tengan preguntas o incluso preocupaciones en las que puedas ayudarles y viceversa. Como todo, tanto mejorar las finanzas personales como abordar las conversaciones en torno a ellas, requiere práctica.

2.       Mente abierta

Si eres una persona que normalmente mueve su dinero a última hora, seguramente conozcas a alguien que hace lo contrario, o a alguien que va aportando pequeñas cantidades a sus ahorros a lo largo del año. Hablar de cómo y por qué invierten puede ayudar.

Hablar con amigos puede ayudar a ser más disciplinado con los ahorros personales en el futuro, y a adquirir hábitos mejores y menos estresantes. Por ejemplo, podrían hablarte del poder de la capitalización de tus inversiones, que puede marcar la diferencia cuando inviertes antes en el año fiscal. O cómo invertir poco y a menudo, en lugar de una cantidad única, ayuda a nivelar los altibajos de la inversión, promediando el precio pagado a lo largo del año fiscal.

Preguntarles por qué invierten de esa manera también puede ser útil. Es posible que tus amigos ya tengan un plan para ayudar a financiar la etapa universitaria de un hijo, o que les permita a ellos y a su pareja jubilarse anticipadamente. Puede que sea algo que no te hayas parado a considerar, o que hayas descartado por no ser «para ti». La clave reside en abrirse a escuchar otras formas de hacer las cosas.

En conclusión, se trata de abrirse a pensar de forma diferente sobre cómo ahorrar para el futuro, en qué invertir y por qué. ¿Podría adoptarse un enfoque diferente con un mayor potencial de crecimiento a largo plazo o una mejor relación calidad-precio?

El valor de los activos de un fondo podría tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

3.       Preguntar sin miedo

Aunque tus amigos no sean eminencias en materia de pensiones o inversiones, si no entiendes algo, ¿por qué no les preguntas?  Ese amigo que está seguro de que se jubilará a los 50, ¿por qué no preguntarle cómo piensa hacerlo?

Si no estás 100% seguro de las ventajas potenciales de los fondos de inversión, de las cuentas de ahorro en efectivo o en acciones, quizás alguno de tus amigos tenga ideas al respecto. Escuchar el contexto en  la vida real de las decisiones financieras de una persona de un modo informal, puede ayudar a cobrar forma, y, en última instancia podría ayudarte a planificar tus finanzas.

4.       ¿Dónde están invirtiendo tus conocidos?

Con tantos proveedores financieros diferentes, puede ser difícil estar al día de todos los nuevos productos, enfoques de inversión y funcionalidades digitales. Tanto si estás pensando en probar un proveedor online nuevo en el mercado, como si consideras una empresa con trayectoria, hablar con amigos podría ser de ayuda. Después de todo, las experiencias de primera mano pueden ofrecer, a veces, una nueva perspectiva.

También merece la pena hablar con ellos para ver si están al tanto de las ofertas de lanzamiento. Es habitual que existan ventajas o recompensas por ser un cliente recomendado o por recomendar a un tercero. Siempre que las opciones de ahorro que elijas sean adecuadas, claro. La cuestión es que, si no tienes esa conversación, podrías estar perdiéndote algo.

5.       Reflexionar antes de comprometerse

Las conversaciones con amigos pueden aportar nuevas ideas y enfoques sobre tus finanzas personales. Pueden ayudarte a comprender mejor tu situación, a adquirir buenos hábitos para ti y tu familia, y a sentirse más seguro sobre el futuro financiero. O quizás simplemente te ayuden a validar lo que ya estás haciendo.

Pero es importante recordar que lo que es bueno para una persona y su situación puede no serlo tanto para otra. Por ejemplo, algunos amigos pueden excederse ahorrando dinero, lo que les hace tener problemas de liquidez a la hora de atender sus necesidades financieras cotidianas.

Otros pueden sentirse cómodos asumiendo más riesgos que tú. Y, por supuesto, puede que otros estén contentos resguardando su dinero en un banco para un día lluvioso, donde el Fondo de Garantías de Depósitos garantiza con el límite de 100.000 euros para los depósitos en dinero, a diferencia de una inversión en acciones y participaciones donde tu capital está, por supuesto, en riesgo.

El valor de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual  provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero. Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G Luxembourg S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L 2449, Luxembourg.

Poniendo el dinero a trabajar para combatir el aumento del coste de la vida

Gestora, M&GEtiquetas ,
Logo de M&G como foto de portada del artículo Dos años de pandemia: el impulso de la COVID-19 hacia una economía sostenible

Por favor, consulte el glosario para obtener una explicación de los términos de inversión mencionados en este artículo.

Actualmente todo parece estar algo fuera de control. Los precios de los productos básicos están subiendo rápidamente en todas partes. Los precios del gas y la electricidad para el hogar aumentan a un ritmo alarmante, mientras que los precios de la gasolina y los alimentos también se han disparado en los últimos meses.

Para muchos de nosotros, comprender los motivos que han llevado a esta situación y qué podemos hacer al respecto, si es que podemos hacer algo, podría ayudarnos a recuperar cierto control sobre la situación. La planificación nos permite pensar todo a nuestro propio ritmo y sentirnos más preparados para lo que pueda venir. Como dijo el expresidente estadounidense Eisenhower: «Los planes no son nada; la planificación lo es todo».

¿Una tormenta perfecta?

La reapertura económica mundial tras una sucesión de confinamientos ha provocado problemas en la cadena de suministro. Para empresas de todo el mundo, aumentar la producción es mucho más complicado que cerrarla: la falta de oferta, junto con un aumento de la demanda mundial, ha provocado una subida de los precios tanto para las empresas como para los consumidores.

Como es de suponer, el conflicto de Ucrania ha agravado estos efectos. Rusia ha restringido su suministro de petróleo y gas, y Ucrania tiene dificultades para exportar una cantidad importante de alimentos básicos que abastecen la red alimentaria mundial, ya que sus puertos del Mar Negro están siendo bloqueados por Rusia.

Sin olvidarse de la inflación

Todos somos muy conscientes del nivel actual de inflación inédito desde hace una generación. El desafío al que se enfrentan ahora los bancos centrales es volver a controlarla y acercarla al nivel deseado del 2%, sin dañar la economía con ello.

La principal palanca con la que cuentan es la fijación de los tipos de interés. Al aumentarlos, los bancos centrales esperan alentar el ahorro en lugar del préstamo y el gasto, ralentizando así la economía. Para aquellos de nosotros que tenemos préstamos o hipotecas, esto supondrá un aumento de nuestras cuotas, a no ser que se fijaran a un tipo específico en su momento. En cambio, los que tenemos ahorros en efectivo podemos buscar mejores tipos para nuestros ahorros.

¿Es hora de poner el dinero a trabajar?

La inflación merma el valor de los ahorros: si los precios de los bienes y servicios aumentan, a la larga el dinero permite comprar menos cosas. Pero aunque «esperar y ver» puede parecer una estrategia razonable en este momento, una de las peores cosas que se pueden hacer ante este escenario es no hacer nada. Es importante buscar los mejores tipos del ahorro, pero esto por sí solo puede no ser suficiente para mantener los objetivos financieros a largo plazo. Por eso es tan importante planificar eficazmente el futuro. Ahí es donde la inversión puede ayudar.

Pasar a la acción

En tiempos tan extraordinarios, puede parecer que no es el momento adecuado para empezar a invertir. Pero la verdad es que el «momento adecuado» no existe.

Los mercados de valores suben y bajan todo el tiempo, y aunque esta volatilidad puede parecer desalentadora, parte de este riesgo puede compensarse invirtiendo gradualmente, mes a mes, por ejemplo. Muchos proveedores de inversión permiten invertir con aportaciones mensuales más pequeñas durante un periodo de tiempo, lo que da tiempo a que su inversión crezca sin que su presupuesto mensual se vea afectado.

Invertir es una propuesta a largo plazo. Con el tiempo, las inversiones deberían tener el potencial de crecer, por lo que es más probable que se puedan sortear periodos de volatilidad, ya que los ahorros tendrán más tiempo para recuperarse de cualquier caída de valor. Pero, por supuesto, es importante recordar que el valor de las acciones podría tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de la inversión se reduzca o se incremente y es posible que no se recupere la cantidad invertida inicialmente.

¿Considerar repartir el riesgo?

La diversificación es otro factor clave para gestionar los riesgos de la inversión. Al repartir el dinero entre diferentes tipos de activos que suelen comportarse bien en diferentes condiciones de mercado ―como, por ejemplo, la renta variable y la renta fija―, puede ayudar a protegerse frente a las grandes pérdidas en caso de que uno de los activos se deteriore. Por otra parte, también podría verse recompensado si un activo supera la rentabilidad del mercado.

Invertir el dinero en fondos «activos» a menudo también puede ayudar a gestionar el riesgo. Los gestores de los fondos de gestión activa se encargan de gestionar el dinero, con la libertad de tomar decisiones bien fundadas en su nombre. Los gestores de fondos dedican tiempo a investigar los mercados y a mantenerse al día de las noticias financieras, por lo que al invertir en sus fondos también se puede beneficiar de sus conocimientos.

Los mayores riesgos en este tipo de fondos suelen ir acompañados de mayores recompensas potenciales, por lo que es importante lograr el equilibrio adecuado y asegurarse de elegir la inversión apropiada. Por lo general, cuanto más tiempo se mantenga invertido, más riesgo se podrá asumir, ya que los efectos del tiempo podrían compensar los altibajos del camino.

Planificar para sacar más partido al dinero

Las inversiones en bolsa ofrecen la posibilidad de superar los tipos del ahorro, especialmente a largo plazo. Invirtiendo poco a poco cada mes, se puede ayudar a mitigar la volatilidad, ya que el dinero permitirá comprar un mayor número de valores cuando los mercados caigan. E invertir a largo plazo, permitirá disfrutar de las recompensas en los momentos en que los mercados suban.

Aunque el incremento diario de los precios está mermando el poder adquisitivo actual, es importante no ignorar la importancia de planificar el futuro financiero a largo plazo. Los tipos del ahorro no siguen el ritmo de la inflación. Sin embargo, al invertir una parte de su dinero, puede ayudar a amortiguar el golpe de la situación actual y mantener su poder adquisitivo en el futuro.

El valor de los activos del fondo podría tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero. Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G Luxembourg S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L 2449, Luxembourg.

Desmitificando los mercados emergentes

Gestora, M&GEtiquetas ,
Logo de M&G como foto de portada del artículo Dos años de pandemia: el impulso de la COVID-19 hacia una economía sostenible

Por M&G Investments

Por favor, consulte el glosario para obtener una explicación de los términos de inversión mencionados en este artículo.

Seguramente habrá oído hablar de los «mercados emergentes», pero la propuesta de inversión que ofrecen suele ser malentendida. A continuación examinamos cinco aspectos a tener en cuenta para ayudarle a decidir si los emergentes podrían encajar en su cartera de inversiones.

1. Mucho más que China

La enorme importancia económica de China es innegable. A marzo de 2022, era la segunda mayor economía del mundo en términos de producto interior bruto (PIB), y casi una de cada cinco personas del mundo es china. En este contexto, la economía del gigante asiático es muy importante, pero este mercado no es siempre el mejor lugar en el que invertir. 

Las empresas chinas pueden sufrir demasiada interferencia de las autoridades, y en ocasiones no se gestionan en beneficio de los accionistas, sino de cara a los resultados sociales deseados en el país. En los últimos años se han invertido inmensas sumas de dinero de forma ineficiente en proyectos gubernamentales locales y negocios no rentables.  

A veces, el enorme tamaño de China puede eclipsar a otros mercados emergentes (ME) que ofrecen un conjunto de oportunidades amplio y diverso, como las materias primas de América Latina, o las tecnologías de la información en la India. La economía de este último país crece a un ritmo similar al de China, y tiene la ventaja adicional de una gran población angloparlante. Brasil es la mayor economía latinoamericana y un gran productor de petróleo, mientras que Corea del Sur ha logrado capear la crisis de la COVID-19 y ha mostrado solidez frente a los confinamientos que han afectado a sus vecinos asiáticos.

En su informe The World in 2050, PwC prevé que, en dicho año, las tres mayores economías del mundo serán China, la India y (en tercer lugar) Estados Unidos.

2. «Mercado emergente» no es lo mismo que «mercado frontera».

Básicamente, las economías emergentes son aquellas que crecen con fuerza hacia un nivel de desarrollo avanzado cuando la coyuntura es positiva y no existen retos geopolíticos, medioambientales o sanitarios. Suelen hallarse en plena fase de industrialización, produciendo bienes para el mercado global y desarrollando sus propios mercados de consumo.

El índice Morgan Stanley Capital International (MSCI), un indicador de referencia de la evolución del universo emergente, clasifica a 24 economías como “emergentes”, de entre las cuales destacan China, Brasil, la India y Emiratos Árabes Unidos. También incluye a países relativamente ricos como Corea del Sur, junto a otros como México y Sudáfrica.

Las diferencias entre estas economías ilustran que no se trata de un universo homogéneo. El proceso de desarrollo económico no es lineal, y cada ME tiene sus propias características de inversión. Por ejemplo, los países del Asia Oriental (con su estrecho vínculo con China) presentan retos económicos y oportunidades de inversión muy diferentes a los de la Europa del Este (vinculados a la Unión Europea).

Los mercados frontera suelen tener economías menos desarrolladas y bolsas de valores menos reguladas o líquidas, lo cual puede dificultar la venta de activos no deseados. De hecho, estos países podrían incluso carecer de mercado en el que comprar y vender inversiones. MSCI considera a países como Croacia, Nigeria y Pakistán como mercados frontera.

Por consiguiente, puede realizarse una distinción entre mercados emergentes y frontera, tal como muestra el siguiente mapa.

3. Una economía creciente no es lo mismo que un mercado de valores creciente

El atractivo de los países emergentes radica en el fuerte crecimiento de sus economías. Los ME suelen crecer de un 6% a un 7% anual, frente a un ritmo inferior al 3% para los mercados desarrollados (MD). Tienden a tener costes laborales más bajos, una mayor proporción de gente joven en la población activa, y relativamente menos ancianos que cuidar. Esto contrasta marcadamente con la situación demográfica de las economías desarrolladas, aunque China será probablemente la gran excepción: su población envejece con rapidez. 

El rápido avance de los ME hacia una fase de desarrollo avanzada impulsa a sus poblaciones hacia las clases medias, y estos nuevos urbanitas (y consumidores) son un potente motor del desarrollo económico futuro.

Dicho esto, un fuerte crecimiento económico no equivale a un fuerte crecimiento bursátil. Lo que genera buenas oportunidades de inversión, y en última instancia impulsa al mercado de valores, son las compañías bien gestionadas.

En el pasado, las empresas de ME aprovechaban su abundancia de mano de obra barata para producir bienes masivamente y venderlos a menor precio que los productos de compañías de MD. A medida que estas empresas han aprendido a competir en el mercado global, también se han dado cuenta de que esta estrategia no genera beneficios en el largo plazo. Esto las ha llevado a pasar a bienes de mayor calidad y a invertir en investigación y desarrollo, a fin de seguir innovando y preparar sus negocios de cara al futuro.  

Un ejemplo es el productor surcoreano de electrónica de consumo Samsung, que en los últimos años ha dejado de ser un pequeño negocio de exportación para convertirse en un proveedor dominante de semiconductores de calidad, teléfonos móviles y electrodomésticos.

4. Invertir en mercados emergentes es complicado

Las oportunidades que presenta el rápido crecimiento económico de los ME son a primera vista atractivas para los inversores, pero es importante recordar que estos países son más vulnerables a obstáculos políticos, tal como demuestra el reciente conflicto en Ucrania. 

En marzo de 2022, el resultado de las sanciones internacionales impuestas a Rusia hizo que el rublo ruso se desplomara, lo cual a su vez provocó caídas bursátiles en Asia y Latinoamérica. Este tipo de «conmociones» tienden a afectar a las economías emergentes en su conjunto, pero sus gobiernos están comenzando a tomar medidas para protegerse frente a tales acontecimientos, como por ejemplo la acumulación de grandes reservas de moneda extranjera. Por desgracia, la pandemia de COVID-19 drenó parte de estos recursos, dejando a estas economías más expuestas de lo habitual. 

Por otra parte, los ME no se mueven necesariamente del mismo modo que los MD, lo cual por sí mismo puede aportar diversificación a su cartera. Por ejemplo, América Latina ha resultado ser un «refugio» improbable durante esta crisis, debido a las muchas materias primas que puede exportar la región, entre ellas petróleo. 

5. Cómo acceder a la inversión en mercados emergentes

Aunque es posible invertir directamente en compañías individuales cotizadas en el extranjero, podría ser más fácil lograr una diversificación efectiva invirtiendo en un fondo gestionado profesionalmente que invierta en un abanico de activos de ME. Esto no garantiza de modo alguno que no vayan a sufrirse pérdidas, pero diversificar sus inversiones debería reducir el impacto negativo de caídas individuales sobre el valor de su cartera.

Invertir en un fondo, colectivamente con otros inversores, puede brindar exposición a grandes activos como la deuda soberana de ME, que de otra forma no sería accesible a inversores individuales. Asimismo, las gestoras activas también pueden aportar conocimientos y experiencia profesionales, así como un proceso de diligencia debida.

Como alternativa a la inversión en activos de ME, también puede obtener exposición invirtiendo en renta variable (acciones) o renta fija (bonos) de compañías de MD cuyos negocios están orientados hacia los ME. Por ejemplo, existen varias empresas cotizadas en el Reino Unido que generan la mayor parte de sus ingresos (y del crecimiento de los mismos) de ME.

Información Importante

Es importante recordar en sus decisiones de inversión que el valor de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente. Los mercados emergentes tienden a presentar mayores fluctuaciones de precios que los mercados desarrollados, ya que generalmente son de menor tamaño, tienen menor liquidez y suelen ser más sensibles a factores económicos y políticos.

Las rentabilidades pasadas no son un indicativo de las rentabilidades futuras.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G Luxembourg S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L 2449, Luxembourg. JUN 22 / 766001

Es hora de mantener conversaciones difíciles

Gestora, M&GEtiquetas ,
Logo de M&G como foto de portada del artículo Dos años de pandemia: el impulso de la COVID-19 hacia una economía sostenible

Por M&G Investments

Por favor, consulte el glosario para obtener una explicación de los términos de inversión mencionados en este artículo.

A lo largo de nuestras vidas, el apoyo que ofrecemos a nuestra familia y amigos va más allá de lo financiero. Nuestras inversiones y lo que pueden hacer por los demás son un pilar importante de dicho respaldo, pero existe una reticencia generalizada a hablar sobre estos temas. ¿A qué se debe?

Nuestras ideas y nociones sobre cómo proteger y cuidar a nuestros seres queridos son tan diferentes como nosotros mismos. La fortaleza de nuestras relaciones y su importancia para nosotros suelen permear algunas de las conversaciones financieras más importantes que tendremos en nuestra vida, pero tendemos a aplazarlas una y otra vez, y a veces incluso las evitamos completamente. 

Esto no sorprende. Para muchos de nosotros, se trata de conversaciones que tendremos en las fases finales de la vida, propiciadas por circunstancias fuera de nuestro control o por la pérdida de un amigo o familiar. Pero, ¿acaso es esto inevitable? ¿Por qué nos sentimos incómodos discutiendo nuestras finanzas con nuestros más allegados? 

Quizá se deba a que siempre hemos creído que tales conversaciones van solo en una dirección, sobre nuestro legado y lo que ocurrirá con nuestro patrimonio una vez hayamos fallecido. Pero, ¿y si nos planteáramos estas conversiones de forma algo distinta?

¿Por qué no hacer que sean positivas?

El apoyo financiero puede adoptar muchas formas y venir en distintas fases de la vida. Podría tratarse de un impulso financiero puntual, de una donación regular o de una ayuda duradera. Podría ser una forma de ofrecer tranquilidad a una generación proporcionando seguridad financiera a la siguiente. Incluso podría ser de naturaleza más filantrópica, empleando su patrimonio para ayudar a respaldar las causas que más le importan. La realidad es que estas son decisiones personales, positivas y de gran calado, a tener en cuenta en cualquier fase de nuestras vidas, pero poca gente se las plantea de esta forma.

La importancia de una conversación bidireccional  

Mantener conversaciones regulares sobre nuestras finanzas puede brindar claridad y alivio a las personas que nos importan. En última instancia, son un medio para sentirnos seguros, aportando tranquilidad tanto a nuestros seres queridos como a nosotros mismos. No obstante, las conversaciones financieras no tienen que ser necesariamente sobre nuestro legado. Pueden ser un ejercicio de salvaguardia, educando a otros sobre los peligros de un endeudamiento o gasto excesivos, o de la importancia de planificar para la jubilación a tiempo para lograr nuestros objetivos de ahorro. Pero, ¿sería ventajoso convertirlas en un diálogo regular y bidireccional?

Toda conversación permite compartir conocimientos, especialmente entre generaciones con diferentes prioridades, financieras o de otro tipo, o cuando uno de los interlocutores carece de experiencia en planificación financiera y gestión de la riqueza a largo plazo. Cuando son bidireccionales, sin embargo, pueden ofrecernos una visión alternativa, información clave o perspectivas útiles que previamente ignorábamos.

Discutir su situación financiera puede ayudarle a comprender las preocupaciones o los temores de los demás, permitiéndole abordar eventuales cuestiones que puedan salir a la luz. 

Iniciemos la conversación

Aunque algunas generaciones se sentirán siempre más cómodas que otras hablando de dinero, no cabe duda de que, como sociedad, estamos aceptando la necesidad de ser más abiertos con los demás, compartiendo más información y opiniones personales que en el pasado. 

La verdad es que muchos de nosotros no tenemos problema alguno en mostrar instantáneas de nuestra vida privada en las redes sociales, o en discutir nuestras opiniones y afiliaciones políticas con otras personas cuando queremos ser escuchados. Afortunadamente, todos somos más conscientes de la necesidad de hablar de forma abierta y sincera sobre temas importantes como la salud mental, quizá ahora más que nunca. La cuestión es que nos sentimos más cómodos manteniendo ciertas conversaciones personales que otras, pero este no tiene por qué ser el caso.

En nuestra opinión, no hay buen o mal momento para comenzar a hablar de nuestras finanzas con nuestros seres queridos. Comunicar nuestras experiencias, ideas y deseos para el futuro a través de conversaciones claras y sinceras puede tener muchas ventajas. Puede brindarnos alivio y seguridad, y ayudarnos a proteger a quienes más nos importan.

Sea cual sea su situación, su perspectiva personal es algo de lo que los demás pueden aprender, y usted también puede aprender mucho de los demás. Es hora de iniciar la conversación.

Recuerde:

  1. Mantenga un tono positivo, se trata de una conversación sobre todos los aspectos de su situación financiera personal y familiar.
  2. Procure que sea bidireccional, evite el secretismo y trate tanto de enseñar como de aprender; al fin y al cabo, en el mundo del ahorro y de la inversión no dejan de surgir desarrollos nuevos e interesantes.
  3. Pero sobre todo, asegúrese de tener esta conversación más pronto que tarde. Por lo general compartimos mucho sobre nuestras vidas, y esta es un área en la que nuestros más allegados valoran realmente nuestra ayuda y nuestro apoyo. 

Es importante recordar en sus decisiones de inversión que el valor de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero. Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G Luxembourg S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L 2449, Luxembourg. JUN 22 / 764501