Cuatro razones para empezar a invertir cuanto antes

Gestora, M&GEtiquetas , ,
Logo de M&G como foto de portada del artículo Dos años de pandemia: el impulso de la COVID-19 hacia una economía sostenible

Por favor, consulte el glosario para obtener una explicación de los términos de inversión mencionados en este artículo.

Empezar a invertir de forma temprana te da la ventaja del tiempo y, por tanto, la posibilidad de recoger los frutos a largo plazo. Aquí tienes cuatro razones clave por las que deberías pensar en invertir cuanto antes si te es posible:

1. Cuanto más tiempo, mejor

El tiempo es una herramienta poderosa para los inversores: cuanto más tiempo inviertas, más tiempo tendrá tu dinero para crecer. También tendrás más oportunidades de recuperar las pérdidas que tu inversión pueda experimentar por el camino.

El valor y los ingresos de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. No puede garantizarse que el fondo alcance su objetivo, y es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

2. El poder de la capitalización

La capitalización consiste en ganar intereses tanto sobre la cantidad original invertida como sobre los intereses que recibas a lo largo del proceso. Si inviertes antes, tendrás la oportunidad de alcanzar antes tus objetivos financieros.

Por ejemplo, supongamos que quieres invertir 500 euros cada mes y que tu objetivo de inversión es haber ahorrado 500.000 euros para tu jubilación. En este caso, suponiendo una tasa de crecimiento anual del 4%, tardarías unos 37 años en alcanzar esa cantidad. Por lo tanto, si empiezas a invertir a los 25, habrás alcanzado tu objetivo de inversión a los 62 años.

3. Tranquilidad

Hacer malabarismos con los compromisos financieros de la vida puede ser estresante, especialmente cuando surge un gasto inesperado. Acumular ahorros desde el principio puede darte una mayor sensación de seguridad en momentos de incertidumbre o dificultades financieras. Siempre es bueno saber que tienes un respaldo financiero si lo necesitas.

4. Combatir los efectos de la inflación

La inflación es un tema candente en estos momentos, ya que el ritmo al que los bienes y servicios aumentan con el tiempo se ha disparado en el último año. Con el coste de la vida a un nivel considerablemente alto, es importante asegurarse de que tu dinero no pierde su valor. Si empiezas a invertir pronto, podrás combatir los efectos de la inflación obteniendo mayores rendimientos a lo largo del tiempo.

No podemos ofrecer asesoramiento financiero. Si no está seguro de la idoneidad de su inversión, hable con su asesor financiero.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G.

Promoción financiera publicada por M&G Luxembourg S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L-2449, Luxembourg.

Cómo protegerse de las estafas de inversión

Gestora, M&GEtiquetas , ,
Logo de M&G como foto de portada del artículo Dos años de pandemia: el impulso de la COVID-19 hacia una economía sostenible

Por favor, consulte el glosario para obtener una explicación de los términos de inversión mencionados en este artículo.

Resumen: Los estafadores utilizan todo tipo de métodos para acceder a tu dinero. Y como hemos visto durante la pandemia de la COVID-19, los estafadores están aprovechando la actual crisis del coste de vida para su propio beneficio, dirigiéndose a aquellas personas que desean ahorrar, ganar algo más de dinero en sus inversiones o reclamar la ayuda que les pertenece.

En este artículo, nos centramos en algunos de los métodos más comunes que utilizan los delincuentes para hacerse con datos personales y examinamos las medidas que se deben tomar para evitarlo.

 ‘Phishing’ para obtener información

Los delincuentes utilizan a menudo correos electrónicos fraudulentos (de ahí el término anglosajón «phishing») para obtener datos de forma ilícita y luego utilizarlos para robar dinero.

El robo de información suele producirse cuando se hace clic en un enlace falso dentro del mensaje para acceder a datos personales, como el número de cuentas bancarias o contraseñas, que los delincuentes utilizan en beneficio propio. Estos mensajes parecen totalmente legítimos, por lo que se debe extremar la precaución.

Durante la crisis del coste de vida, los estafadores también pueden sugerir que las ayudas financieras ofrecidas por el Gobierno para los consumidores vulnerables, como los bonos sociales de electricidad o las ayudas anticrisis, deben «reclamarse» rellenando un formulario falso, aunque muchas de estas ayudas se abonan automáticamente.

La protección frente al fraude es algo que nos tomamos muy en serio en M&G. Por este motivo, queremos compartir, a modo de ejemplo, las principales conclusiones de un proyecto del Reino Unido denominado «Take Five», una iniciativa antifraude que ayuda a prevenir las actividades fraudulentas por correo electrónico, teléfono e Internet, sobre todo cuando los delincuentes tratan de suplantar la identidad de organizaciones de confianza.

La campaña «Take Five» anima a todos a pararcuestionar proteger. Esto significa que al recibir un correo electrónico, una llamada telefónica o un mensaje sospechoso, se recomienda hacer lo siguiente:  

Stop: Tomar un momento para pensar en lo que escuchamos o vemos. Una organización de confianza nunca presionará para que se tomen decisiones precipitadas ni pedirá información confidencial por teléfono, correo electrónico o mensaje de texto. 

Cuestionar: Es normal poner en duda lo que ves o escuchas. Pregúntate: ¿podría ser falso? No hay obligación de responder ninguna pregunta o facilitar información personal. Solo los delincuentes tratarán de meter prisa o ponerte nervioso.

Proteger: Contacta a tu banco o proveedor de servicios financieros de forma inmediata si sospechas de haber sido víctima de una estafa y comunícalo al Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE) https://www.incibe.es/linea-de-ayuda-en-ciberseguridad

Estafas habituales en periodos de crisis

Dado el creciente coste de la vida, «Take Five» recomienda extremar la vigilancia ante cuatro estafas principales:

  1. Estafas en compras. Todos intentamos ahorrar dinero en estos momentos, pero si una oferta parece demasiado buena para ser verdad, lo más seguro es que sea un engaño. A menudo, los delincuentes ofrecen un producto o un servicio a precios muy reducidos y podrían insistir en una venta rápida a través de una transferencia bancaria en lugar de utilizar un método de pago seguro. Comprueba todo lo que consideres necesario y tómate tu tiempo para tener la seguridad de que la oferta es legítima.

  2. Suplantación de identidad. Los delincuentes intentarán obtener datos confidenciales haciéndose pasar por un proveedor de confianza, como el banco o un organismo público (como la Agencia Tributaria o la Seguridad Social). Antes de proporcionar cualquier información, asegúrate siempre de que el correo electrónico, el mensaje de texto o la carta procede realmente de tu proveedor, sobre todo si se ofrece un descuento u otro incentivo monetario del que solo te  beneficias si facilitas los datos solicitados. Desconfía de cualquier comunicación que contenga faltas de ortografía o cuya redacción se salga de la normalidad y continua con extrema cautela.

  3. Estafas de inversión. Todos queremos sacar el máximo partido de nuestros ahorros e inversiones en tiempos de crisis, y los estafadores intentarán aprovecharse de ello. El fraude de inversión consiste en convencer a alguien de mover sus inversiones existentes a un fondo que podría no existir o a realizar una inversión que resultará ser ficticia. De nuevo, si las rentabilidades parecen demasiado altas para el entorno de mercado actual, detente un momento y pregúntate si realmente se puede confiar en esa información.

  4. Estafas de pago por adelantado. Este fraude consiste en pedir un anticipo para contratar un producto o un servicio financiero, por ejemplo, un préstamo, que nunca se recibe. Si alguien se pone en contacto para informar que se tiene que abonar una comisión para recibir una suma de dinero, un premio o un producto que no esperas, podría tratarse de este tipo de fraude. Desconfía de los contactos de fuentes desconocidas que prometen algo de valor después de realizar un pago.

  5. No te dejes llevar por el miedo. Los estafadores suelen incluir un elemento de miedo en sus mensajes, al sugerir que, de no actuar con rapidez, se puede sufrir una cuantiosa pérdida financiera o dejar pasar una verdadera «ganga». Pero recuerda: si la oferta es genuina, nadie cuestionará la precaución. Solo un estafador intentará poner presión para que se tome una decisión prematura y precipitada.

Ayuda y fuentes de información

Si crees que has sido víctima de fraude, contacta a tu proveedor. También puedes comunicar los hechos al Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE) https://www.incibe.es/linea-de-ayuda-en-ciberseguridad

El valor y los ingresos de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. No puede garantizarse que el fondo alcance su objetivo, y es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G.

Promoción financiera publicada por M&G Luxembourg S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L-2449, Luxembourg. FEB 23/ 909401

Las seis reglas de oro de la inversión

Gestora, M&GEtiquetas ,
Logo de M&G como foto de portada del artículo Dos años de pandemia: el impulso de la COVID-19 hacia una economía sostenible

Resumen: Indudablemente, hacía mucho tiempo que no había tanta incertidumbre, por lo que es posible que estés pensando en tus inversiones más de lo habitual. ¿Te has preguntado si es el momento de hacer una pausa en tus aportaciones periódicas, aplazar la próxima inversión o ceñirse al plan a largo plazo?

Consulta el glosario para obtener una explicación de los términos de inversión utilizados en este artículo.

En tiempos de incertidumbre, volver a centrarse en los fundamentos básicos de la inversión puede ayudar a decidir los siguientes pasos. A continuación, repasamos algunas de las reglas de oro de la inversión.

1.       Mantener disponible siempre algo de efectivo. La vida está llena de sorpresas. Por lo que, sea cual sea la inversión que se vaya a realizar, hay que asegurarse  primero de tener dinero suficiente al que poder acceder fácilmente para cualquier gasto imprevisto. Los gastos de seis meses pueden ser una cantidad razonable, pero debe de ser la cantidad con la que uno se sienta cómodo.

2.       Empezar a invertir pronto. Cuanto antes se invierta, más tiempo tendrá el dinero para crecer hasta convertirse en una buena cantidad. Comenzar pronto permite aprovechar el interés compuesto, que es como se denomina a la rentabilidad del dinero generado previamente como intereses. Dicho de otro modo, el dinero genera rentabilidad a partir de su rentabilidad. El interés compuesto acelera el crecimiento de la inversión a lo largo del tiempo, ¿quién no quiere eso?

Si se está ahorrando para la jubilación y no se está seguro de cuánto invertir, hay calculadoras de pensiones que pueden ofrecer una idea de cuánto se debe de ahorrar cada mes o cada año para alcanzar el objetivo (si se tiene). Pero quizá sea menos estresante ahorrar lo que se pueda, en cuanto se pueda.

3.       Centrarse en el largo plazo. Pocas inversiones, por no decir ninguna, están totalmente protegidas frente a los altibajos de los mercados. Pero cuanto más tiempo se invierta, más tiempo tendrá el  dinero para compensar las subidas y bajadas que se vayan produciendo. Es importante recordar que, con las acciones, no se trata de «los tiempos del mercado». Lo que cuenta es el tiempo en el mercado.

4.       No poner todos los huevos en la misma cesta. Una inversión diversificada es una combinación de diferentes tipos de activos, como renta variable (acciones de una compañía) y renta fija, que tienden a comportarse bien en diferentes condiciones de mercado. Mantener una buena combinación contribuye a repartir parte del riesgo si alguna de las inversiones sufre más caídas que subidas.

Lógicamente, uno puede decidir por sí mismo cómo repartir su dinero entre diferentes activos, empresas, mercados y regiones. Pero los gestores de fondos profesionales cuentan con la capacidad y los recursos para hacerlo por ti. Además, al elegir una inversión en un fondo multi-activos, los expertos diversifican el capital tomando como base la información y los estudios de mercado actualizados. Por eso, cuando se trata del dinero que tanto esfuerzo cuesta ganar, dejar estas decisiones en manos de profesionales podría valer la pena.

5.       En caso de duda, se debe solicitar asesoramiento profesional. La oferta es muy amplia y tomar decisiones sobre inversión en ocasiones puede resultar abrumador. Por ello, lo más sensato es hablar primero con un profesional. Cuando uno se pone enfermo, acude al médico; cuando se cambia de vivienda, suele enviar una consulta a un abogado. Recurrimos a expertos para decisiones importantes muy diversas que afectan a nuestras vidas. Entonces, ¿por qué tendría de ser diferente para nuestras inversiones? Las inversiones deben ser las adecuadas para las circunstancias personales y los objetivos a largo plazo. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

6.       Aprovechar al máximo las ventajas fiscales Para evitar pagar a Hacienda más dinero de lo que se debe, es importante aprovechar al máximo las ventajas fiscales disponibles cada año. En España, la fiscalidad cero es una ventaja fiscal que tienes al invertir en fondos traspasables. Esta ventaja implica que cuando inviertes en fondos traspasables y decides traspasar tu dinero de un fondo a otro no tienes que pagar impuestos. Solo tendrías que pagar impuestos cuando vendieras tu posición.

El valor y los ingresos de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. No puede garantizarse que el fondo alcance su objetivo, y es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

M&G Investment Funds están inscritos para su distribución pública en virtud del art. 15 de la Ley 35/2003 sobre instituciones de inversión colectiva del siguiente modo: M&G (Lux) Investment Funds 1 nº de inscripción 1551.Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en alguno de los fondos mencionados en la presente. Las adquisiciones de un fondo deben basarse en el Folleto actual. La Escritura de Constitución, el Folleto, el Documento de Datos Fundamentales para el Inversor (KIID), el Informe de Inversión Anual o Provisional y los Estados Financieros se pueden solicitar gratuitamente en inglés o en español al Allfunds Bank, Calle Estafeta, nº 6, Complejo Plaza de la Fuente, La Moraleja, 28109, Alcobendas, Madrid o www.mandg.com/investments/private-investor/es-es Antes de efectuar su suscripción, debe leer el Folleto y el Documento de Datos Fundamentales para el Inversor (KIID), que incluye una descripción de los riesgos de inversión relativos a estos fondos. La información que aquí se incluye no sustituye al asesoramiento financiero independiente. En virtud del proceso de notificación de cese recogido en la Directiva de distribución transfronteriza, M&G Luxembourg S. A. puede rescindir los acuerdos de comercialización. Información sobre tramitación de reclamaciones están disponibles en español en www.mandg.com/investments/private-investor/es-es/complaints-dealing-process Promoción financiera publicada por M&G Luxembourg S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L-2449, Luxembourg. DEC 22/ 870402

Desmitificando los mercados emergentes

Gestora, M&GEtiquetas ,
Logo de M&G como foto de portada del artículo Dos años de pandemia: el impulso de la COVID-19 hacia una economía sostenible

Por M&G Investments

Por favor, consulte el glosario para obtener una explicación de los términos de inversión mencionados en este artículo.

Seguramente habrá oído hablar de los «mercados emergentes», pero la propuesta de inversión que ofrecen suele ser malentendida. A continuación examinamos cinco aspectos a tener en cuenta para ayudarle a decidir si los emergentes podrían encajar en su cartera de inversiones.

1. Mucho más que China

La enorme importancia económica de China es innegable. A marzo de 2022, era la segunda mayor economía del mundo en términos de producto interior bruto (PIB), y casi una de cada cinco personas del mundo es china. En este contexto, la economía del gigante asiático es muy importante, pero este mercado no es siempre el mejor lugar en el que invertir. 

Las empresas chinas pueden sufrir demasiada interferencia de las autoridades, y en ocasiones no se gestionan en beneficio de los accionistas, sino de cara a los resultados sociales deseados en el país. En los últimos años se han invertido inmensas sumas de dinero de forma ineficiente en proyectos gubernamentales locales y negocios no rentables.  

A veces, el enorme tamaño de China puede eclipsar a otros mercados emergentes (ME) que ofrecen un conjunto de oportunidades amplio y diverso, como las materias primas de América Latina, o las tecnologías de la información en la India. La economía de este último país crece a un ritmo similar al de China, y tiene la ventaja adicional de una gran población angloparlante. Brasil es la mayor economía latinoamericana y un gran productor de petróleo, mientras que Corea del Sur ha logrado capear la crisis de la COVID-19 y ha mostrado solidez frente a los confinamientos que han afectado a sus vecinos asiáticos.

En su informe The World in 2050, PwC prevé que, en dicho año, las tres mayores economías del mundo serán China, la India y (en tercer lugar) Estados Unidos.

2. «Mercado emergente» no es lo mismo que «mercado frontera».

Básicamente, las economías emergentes son aquellas que crecen con fuerza hacia un nivel de desarrollo avanzado cuando la coyuntura es positiva y no existen retos geopolíticos, medioambientales o sanitarios. Suelen hallarse en plena fase de industrialización, produciendo bienes para el mercado global y desarrollando sus propios mercados de consumo.

El índice Morgan Stanley Capital International (MSCI), un indicador de referencia de la evolución del universo emergente, clasifica a 24 economías como “emergentes”, de entre las cuales destacan China, Brasil, la India y Emiratos Árabes Unidos. También incluye a países relativamente ricos como Corea del Sur, junto a otros como México y Sudáfrica.

Las diferencias entre estas economías ilustran que no se trata de un universo homogéneo. El proceso de desarrollo económico no es lineal, y cada ME tiene sus propias características de inversión. Por ejemplo, los países del Asia Oriental (con su estrecho vínculo con China) presentan retos económicos y oportunidades de inversión muy diferentes a los de la Europa del Este (vinculados a la Unión Europea).

Los mercados frontera suelen tener economías menos desarrolladas y bolsas de valores menos reguladas o líquidas, lo cual puede dificultar la venta de activos no deseados. De hecho, estos países podrían incluso carecer de mercado en el que comprar y vender inversiones. MSCI considera a países como Croacia, Nigeria y Pakistán como mercados frontera.

Por consiguiente, puede realizarse una distinción entre mercados emergentes y frontera, tal como muestra el siguiente mapa.

3. Una economía creciente no es lo mismo que un mercado de valores creciente

El atractivo de los países emergentes radica en el fuerte crecimiento de sus economías. Los ME suelen crecer de un 6% a un 7% anual, frente a un ritmo inferior al 3% para los mercados desarrollados (MD). Tienden a tener costes laborales más bajos, una mayor proporción de gente joven en la población activa, y relativamente menos ancianos que cuidar. Esto contrasta marcadamente con la situación demográfica de las economías desarrolladas, aunque China será probablemente la gran excepción: su población envejece con rapidez. 

El rápido avance de los ME hacia una fase de desarrollo avanzada impulsa a sus poblaciones hacia las clases medias, y estos nuevos urbanitas (y consumidores) son un potente motor del desarrollo económico futuro.

Dicho esto, un fuerte crecimiento económico no equivale a un fuerte crecimiento bursátil. Lo que genera buenas oportunidades de inversión, y en última instancia impulsa al mercado de valores, son las compañías bien gestionadas.

En el pasado, las empresas de ME aprovechaban su abundancia de mano de obra barata para producir bienes masivamente y venderlos a menor precio que los productos de compañías de MD. A medida que estas empresas han aprendido a competir en el mercado global, también se han dado cuenta de que esta estrategia no genera beneficios en el largo plazo. Esto las ha llevado a pasar a bienes de mayor calidad y a invertir en investigación y desarrollo, a fin de seguir innovando y preparar sus negocios de cara al futuro.  

Un ejemplo es el productor surcoreano de electrónica de consumo Samsung, que en los últimos años ha dejado de ser un pequeño negocio de exportación para convertirse en un proveedor dominante de semiconductores de calidad, teléfonos móviles y electrodomésticos.

4. Invertir en mercados emergentes es complicado

Las oportunidades que presenta el rápido crecimiento económico de los ME son a primera vista atractivas para los inversores, pero es importante recordar que estos países son más vulnerables a obstáculos políticos, tal como demuestra el reciente conflicto en Ucrania. 

En marzo de 2022, el resultado de las sanciones internacionales impuestas a Rusia hizo que el rublo ruso se desplomara, lo cual a su vez provocó caídas bursátiles en Asia y Latinoamérica. Este tipo de «conmociones» tienden a afectar a las economías emergentes en su conjunto, pero sus gobiernos están comenzando a tomar medidas para protegerse frente a tales acontecimientos, como por ejemplo la acumulación de grandes reservas de moneda extranjera. Por desgracia, la pandemia de COVID-19 drenó parte de estos recursos, dejando a estas economías más expuestas de lo habitual. 

Por otra parte, los ME no se mueven necesariamente del mismo modo que los MD, lo cual por sí mismo puede aportar diversificación a su cartera. Por ejemplo, América Latina ha resultado ser un «refugio» improbable durante esta crisis, debido a las muchas materias primas que puede exportar la región, entre ellas petróleo. 

5. Cómo acceder a la inversión en mercados emergentes

Aunque es posible invertir directamente en compañías individuales cotizadas en el extranjero, podría ser más fácil lograr una diversificación efectiva invirtiendo en un fondo gestionado profesionalmente que invierta en un abanico de activos de ME. Esto no garantiza de modo alguno que no vayan a sufrirse pérdidas, pero diversificar sus inversiones debería reducir el impacto negativo de caídas individuales sobre el valor de su cartera.

Invertir en un fondo, colectivamente con otros inversores, puede brindar exposición a grandes activos como la deuda soberana de ME, que de otra forma no sería accesible a inversores individuales. Asimismo, las gestoras activas también pueden aportar conocimientos y experiencia profesionales, así como un proceso de diligencia debida.

Como alternativa a la inversión en activos de ME, también puede obtener exposición invirtiendo en renta variable (acciones) o renta fija (bonos) de compañías de MD cuyos negocios están orientados hacia los ME. Por ejemplo, existen varias empresas cotizadas en el Reino Unido que generan la mayor parte de sus ingresos (y del crecimiento de los mismos) de ME.

Información Importante

Es importante recordar en sus decisiones de inversión que el valor de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente. Los mercados emergentes tienden a presentar mayores fluctuaciones de precios que los mercados desarrollados, ya que generalmente son de menor tamaño, tienen menor liquidez y suelen ser más sensibles a factores económicos y políticos.

Las rentabilidades pasadas no son un indicativo de las rentabilidades futuras.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G Luxembourg S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L 2449, Luxembourg. JUN 22 / 766001

“Medir el impacto neto de las inversiones”

Gestora, M&GEtiquetas ,
Logo de M&G como foto de portada del artículo Dos años de pandemia: el impulso de la COVID-19 hacia una economía sostenible

Por Veronique Chapplow, directora de inversiones en el equipo de Renta Variable de M&G Investments.

Por favor consulte el glosario para una explicación de los términos de inversión que aparezcan en este artículo.

La idea de lograr el cambio es uno de los pilares de la inversión de impacto. Al fin y al cabo, buscamos un impacto positivo para la sociedad global (además de rentabilidad financiera a largo plazo) a través de nuestros fondos de impacto.

Para el inversor de impacto puede ser tentador concentrarse exclusivamente en los resultados positivos que aportan las compañías con los bienes y servicios que proporcionan. Sin embargo, es crucial buscar asimismo cualquier impacto negativo que pueda acechar en algún área de un negocio, quizá escondida en las cadenas de suministro. Y es que, por muy buenas que sean sus intenciones, ninguna empresa es más blanca que el blanco.

Tomemos por ejemplo el caso hipotético de un productor de energía eólica. Al generar electricidad de forma renovable, la compañía elimina combustibles fósiles del mix energético, ahorrando millones de toneladas de emisiones de carbono. No obstante, el proceso de fabricación de sus turbinas habrá creado emisiones. Esto habrá tenido un claro impacto medioambiental negativo, si bien eclipsado por el impacto positivo muy superior que ha permitido.

Siempre que capturemos los impactos negativos en nuestro análisis de una empresa, podremos sopesar si el impacto positivo que logra es mayor, y determinar así si su impacto neto es positivo. Este proceso lleva tiempo, ya que debemos analizar cada acción de forma individual.

Para ilustrar el impacto de una compañía, un punto de partida puede ser calcular qué porcentaje de sus actividades primarias guardan relación con uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) definidos por Naciones Unidas, que representan un marco universalmente reconocido para identificar soluciones sostenibles a los desafíos más apremiantes a los que se enfrentan el ser humano y el planeta.

Si bien respaldamos los ODS, tenga en cuenta que no estamos asociados con la ONU y que nuestros fondos no están respaldados por dicha organización

Estableciendo indicadores de impacto clave pertinentes para una compañía que genera impacto respecto a un ODS, podemos cuantificar su contribución al logro del mismo. A este respecto, no solo deberíamos considerar el avance realizado por las empresas en el marco de los ODS, sino también cómo evoluciona este con el tiempo monitorizando el cambio interanual en dichos indicadores de impacto.

Algunas compañías son sumamente transparentes a la hora de publicar sus indicadores clave de desempeño (como por ejemplo las emisiones de carbono que mitigan), mientras que otras podrían mejorar las cifras que revelan. Como inversores de impacto, necesitamos datos oportunos y relevantes para analizar el desempeño no financiero de las empresas y medir su avance a lo largo del tiempo. Es por ello que dialogamos con ellas para mejorar la cantidad y la calidad de los datos que publican.

Dicho esto, medir el impacto de la inversión en acciones cotizadas no es una ciencia exacta. La «adicionalidad» de nuestra inversión (es decir, la diferencia que marcamos con ella) puede entenderse considerando el impacto efectuado por las compañías en las que invertimos.

Como prueba de adicionalidad, podríamos preguntarnos cómo sería el mundo si una empresa en concreto no existiera, y considerar si tiene algún know-how tecnológico o huella de impacto que a una nueva compañía le resultara difícil reproducir.

Con independencia del modo en que las gestoras miden el impacto, creo que la transparencia frente a los inversores es crucial. Mostrando cómo trabajamos y mejorando de forma continua nuestras medidas a lo largo del tiempo podemos demostrar el impacto neto positivo de nuestras inversiones y evitar cualquier acusación de ecopostureo.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión.

El valor de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

M&G Investments

Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G International Investments S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L-2449, Luxembourg.

Tres pasos para superar la ansiedad de inversión

Gestora, M&GEtiquetas ,
Logo de M&G como foto de portada del artículo Dos años de pandemia: el impulso de la COVID-19 hacia una economía sostenible

Por favor consulte el glosario para una explicación de los términos de inversión que aparezcan en este artículo.

Por horrible que se sea el dicho de que la incertidumbre suele ser la única certeza, no es por ello menos cierto. A la hora de invertir en nuestro futuro, la constante de la incertidumbre puede ser inquietante: al fin y al cabo, nadie quiere ver desplomarse el valor del ahorro que tanto le ha costado acumular.

A algunas personas les preocupa más que a otras el potencial de perder dinero, quizá debido a su disposición o circunstancias, y esta propensión a la ansiedad conlleva el peligro de que el miedo a la incertidumbre las lleve a tomar decisiones costosas. Sucumbir al pánico cuando los mercados caen, por ejemplo, puede significar vender en el peor momento posible, cuando el valor de los activos se halla en mínimos.

Si los altibajos de los mercados globales le quitan el sueño, le presentamos tres medidas que pueden aportarle tranquilidad y ayudarle a proteger sus inversiones frente a la incertidumbre.

  • Diversifique sus inversiones

Pase lo que pase en el mundo, diversificar una cartera es una regla de oro a la hora de invertir. Repartir el dinero en un amplio abanico de valores, pero también entre distintos tipos de activos, reduce la probabilidad de que cualquier desplome individual ponga en peligro nuestro futuro financiero.

La diversificación efectiva tiene dos aspectos importantes. El primero es la diversificación geográfica, ya que la incertidumbre y el riesgo de mercado suelen estar localizados, centrados en torno a una región o país concreto. Al invertir en una gama de activos globales, y no solo en un país o región individual, uno minimiza el peligro de que eventuales problemas de ámbito nacional den al traste con sus planes financieros.

El segundo elemento es la diversificación por clases de activos. El valor de los distintos activos (como la deuda soberana y las acciones de compañías) rara vez sube o baja en tándem. En periodos en los que la renta variable global se ha desplomado, como a comienzos de 2020, el valor de los bonos emitidos por grandes gobiernos desarrollados ha tendido a subir, al percibirse a menudo como activos «refugio» que conllevan menos riesgo.

No obstante, recuerde que las rentabilidades obtenidas en el pasado no son necesariamente indicativas de rentabilidades futuras.

  • Considere estrategias alternativas

Elegir una combinación de activos capaces de navegar condiciones de mercado complicadas no es tarea fácil, pero existen enfoques de inversión que tratan de generar rentabilidad con independencia de la coyuntura reinante.

Cuando un equipo de inversión experimentado tiene libertad de emplear una amplia gama de herramientas de inversión para beneficiarse de los altibajos que experimentan los mercados, puede intentar proporcionar rentabilidades más estables al inversor. Esto puede implicar la inversión en una amplia variedad de activos alternativos, incluidas las divisas, y el uso de instrumentos financieros denominados derivados. 

Tales estrategias nunca deberían considerarse como inversiones libres de riesgo, pero si uno está dispuesto a sacrificar cierto potencial al alza (menos rentabilidad de inversión) a favor de un potencial a la baja limitado (menores pérdidas), podrían ser un elemento apropiado de su cartera.

  • Concéntrese en sus objetivos

Ciertos periodos siempre parecerán más inquietantes que otros. Cuando reina el miedo en torno a la economía global, es natural sentirse instintivamente menos seguro y más cauto sobre las perspectivas de nuestras inversiones que durante las buenas rachas.

No obstante, la mayoría de nuestros horizontes de inversión se miden en años, y a menudo en décadas, en lugar de semanas o meses. Y si uno trata de rentabilizar su dinero de cara al largo plazo, ¿por qué debería preocuparse excesivamente por lo que ocurre mañana en los mercados?

Ver como el valor de sus inversiones cae considerablemente de un día para otro puede ser incómodo, pero recuerde que volatilidad no equivale a riesgo. El verdadero riesgo no es la posibilidad de pérdidas transitorias sobre el papel, sino la de pérdidas permanentes cuando uno vende sus inversiones.

Concentrarse en sus objetivos (ya se trate de ver crecer sus ahorros durante su carrera o generar de forma sostenible una fuente de renta fiable de cara a la jubilación) debería ayudarle a no tomar decisiones precipitadas capaces de perjudicar sus intereses a largo plazo.

No perder la perspectiva ante la incertidumbre es más difícil de lo que parece, pero mantener la sangre fría mejorará las posibilidades de hacer realidad sus ambiciones de futuro, el objetivo final por el que se decidió a invertir inicialmente.

El valor y los ingresos de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir, lo cual provocará que el valor de su inversión se reduzca o se incremente. Es posible que no recupere la cantidad invertida inicialmente.

Los puntos de vista expresados en este documento no deben considerarse como una recomendación, asesoramiento o previsión. No podemos ofrecerle asesoramiento financiero. Si no está seguro de que su inversión sea apropiada, consúltelo con su asesor financiero.

Esta información no constituye una oferta ni un ofrecimiento para la adquisición de acciones de inversión en cualquiera de los fondos de M&G. Promoción financiera publicada por M&G International Investments S.A. Domicilio social: 16, boulevard Royal, L-2449, Luxembourg.